Blog

El café en la actualidad

Se está viviendo en el mundo entero un renovado interés por el café: los pequeños tostadores reactivan el delicado arte de la mezcla de cafés y los consumidores descubren nuevamente el placer que proporcionan el café recién tostado, recién molido y recién hecho, y el exprés, preparados con los mejores granos del mundo. El café ha adquirido un significado social que va mucho más allá de la simple bebida negra que se sirve en la taza. La cultura cafetera mundial es mñas que una cultura, es un culto. Existen grupos de noticias de usenet sobre el tema, además de infinidad de sitios de Internet, y en Estados Unidos los puntos de vetna Costa Coffee, Café Nero y Starbucks ocupan todas las esquinas, donde se disputan un espacio con otras cafeterías y cadenas de café. Fragmento extraído del  libro «El Café, historia de la semilla que cambió el mundo» de Mark.
ver más

Cómo evaluar la calidad de café?

Los expertos cafeteros hablan de cuatro componentes básicos que bien armonizados crean la taza perfecta: aroma, cuerpo, acidez y sabor. El aroma es conocido y suficientemente obvio: esa fragancia que a menudo promete más de lo que el sabor proporciona. El cuerpo es una casualidad más subjetiva y se refiere a la sensación o el peso del café en la boca, cómo se mueve alrededor de la lengua y ocupa la garganta al pasar por ella. La acidez no se refiere literalmente a un nivel de pH sino a una chispa, un brillo, un sabor penetrante que añade brío a la taza. Finalmente, el sabor es la evanescente y sutil sensación que estalla en la boca y permanece como un recuerdo gustativo. Una buena taza de café puede hacer más tolerable el día más terrible, proporciona un importantísimo momento de contemplación, hace renacer un amor. Fragmento extraído del  libro «El.
ver más

Producir el café con sumo cuidado!

El café es un producto extraordinariamente delicado. Su calidad está determinada en principio por elementos senciales como el tipo de planta, las condiciones del suelo y la altitud del terreno en el que crece. Puede quedar estropeado en cualquier etapa, desde la aplicación de fertilizantes y pesticidas hasta los métodos de recolección, el procesamiento, el transporte, el tueste, el envasado y el consumo. Fragmento extraído del  libro «El Café, historia de la semilla que cambió el mundo» de Mark Pendergrast.
ver más

El café, final de la comida

El café, una bebida para el final de la comida Se ha descubierto que uno de los efectos beneficiosos que ejerce una taza de buen café sobre nuestro organismo es el de favorecer la digestión. Varios estudios de investigación han concluido que nuestra bebida estimula la producción de jugos gástricos, ayudando, de este modo, al páncreas a realizar su actividad, lo que es necesario para garantizar una buena digestión. De este modo, tras una suntuos (pero frugal!) comida, el café cura indiscutible; lo mejor al alcance de la mano para una buena digestión, que nos evita este estado de somnolencia que nos hace desear una siesta tan pronto acabemos de comer. Si el trabajo nos espera y no podemos descansar, deberemos remediarlo con una buena taza de café. Al menos, tenemos garantizada una ayuda para la actividad de nuestros jugos gástricos y la lucidez necesaria para toda la tarde..
ver más

El café: diferentes formas

– Ristretto El «pequeño» se prepara con la misma cantidad ed café que un clásico expresso (7gs.), pero solo se usan 25 ml. de agua, consiguiendo una bebida extra fuerte e intensa. Es el tipo de café más consumido en Italia. – Espresso Normalmente se usan 7gs. de granos de café finamente molidos para una capacidad de llenado de 30ml. La crema puede prefeccionarse con un poco de azúcar. – Café largo El café largo se prepara con más agua que el espresso, haciéndolo un poco más suave. La cantidad de agua utilizada depende del gusto presonal de cada uno. – Cappuccino El cappuccino clásico se prepara con café espresso, leche y espuma de leche. La experiencia gustativa más delliciosa se crea cuando se usan cantidades iguales de los ingredientes. – Lágrima Se llenan dos tercios de un vaso grande con leche caliente el último tercio con leche espumada. Después.
ver más