El café, final de la comida

El café, una bebida para el final de la comida

Se ha descubierto que uno de los efectos beneficiosos que ejerce una taza de buen café sobre nuestro organismo es el de favorecer la digestión. Varios estudios de investigación han concluido que nuestra bebida estimula la producción de jugos gástricos, ayudando, de este modo, al páncreas a realizar su actividad, lo que es necesario para garantizar una buena digestión.
De este modo, tras una suntuos (pero frugal!) comida, el café cura indiscutible; lo mejor al alcance de la mano para una buena digestión, que nos evita este estado de somnolencia que nos hace desear una siesta tan pronto acabemos de comer. Si el trabajo nos espera y no podemos descansar, deberemos remediarlo con una buena taza de café. Al menos, tenemos garantizada una ayuda para la actividad de nuestros jugos gástricos y la lucidez necesaria para toda la tarde.

Escribe un comentario